11/12/14

¿Poesía para la infancia?

Artículo publicado en la Revista Desterradxs, año 2011, por Susana –Coqui- Dutto.
Registro de Propiedad Intelectual: Exp. Nro. 940562.


No cabe duda que la etapa de la niñez es el momento en que el ser humano está más receptivo a los nuevos estímulos del mundo exterior, todo lo que podamos ofrecerles, quedará grabado para siempre y será la base de su desarrollo pleno y armónico.

Las narraciones, los cuentos, la imagen, la música, forman parte de la vida cotidiana de los niños en la actualidad, aun de los más pequeños.

Estas manifestaciones están profundamente valoradas por los adultos que se dedican al mundo infantil. Pero podríamos considerar a la poesía como una expresión bastante postergada.

Muchas veces pareciera que las propuestas que no tienen un objetivo inmediato y mensurable -enseñar números, colores, hábitos por ejemplo- no son valoradas en su inmensa dimensión formadora del ser humano. Y parece que la poesía no cumple esos requisitos ya que, en realidad –como ocurre con el arte en general- no tiene un objetivo inmediato o educativo en particular.


Podríamos decir que la poesía favorece un contacto con lo lúdico a través de la música de las palabras, de la magia que generan sus imágenes. Casi hemos olvidado el placer de recitar los breves versos que aprendíamos de niños que -aun sin comprender claramente lo que significaban- nos transmitían una sensación de goce,  armonía y  musicalidad. Poesías que no pretenden “enseñar” nada, sino tan sólo abrir una puerta a  mundos donde habitan la imaginación y la fantasía. 

Para seguir leyendo este artículo, hacer clic aquí.