22/9/14

Metodología de Trabajo por Proyectos Musicales

Ponencia presentada en el "XIII Seminario Latinoamericano de Educación Musical"
13ª  Asamblea anual de FLADEM
“Apertura e Integración en la Educación Musical Latinoamericana”
Interculturalidad, Autonomía y Realidad.
Lima - Perú
2007

La siguiente experiencia se enmarca dentro de una propuesta de Trabajo por Proyectos iniciada como una metodología particular y experimental en la cátedra de Audioperceptiva I y II en el trabajo con adultos.

Permítanme comenzar esta pequeña exposición compartiendo con ustedes una experiencia totalmente personal. Ya que, más allá de todas las posibilidades de aprender de las propuestas de todos y cada uno, la educación y el camino que se transita en ella, es sin lugar a dudas, consecuencia de la experiencia personal con el conocimiento:  nadie enseña lo que no sabe y/o no es.

Hace algunos años -en 1999-  cuando mi hijo mayor comenzó la escuela primaria, tuve la oportunidad de relacionarme con una joven y excelente maestra de primer grado. Luego de la primera etapa de diagnóstico, fuimos citados por la “señorita Susana”, quien realizó una excelente descripción del grupo y nos dijo, entre otras cosas, que para la enseñanza de la lecto escritura ella utilizaba el método basado en la psicogénesis y además aplicaba una metodología de “Trabajo por Proyectos”.

Yo me he especializado en educación musical y había leído bastante sobre psicogénesis, e incluso habíamos trabajado muy bien en una escuela musical -“Collegium”- donde daba clase, intentado realizar aproximaciones, relaciones entre esa manera de enseñar la lengua materna y la enseñanza del lenguaje musical. Esto no despertó en mí temor, sino que me tranquilizó en cuanto a que comprendía que si el método estaba bien aplicado, beneficiaría un desarrollo personalizado que atiende claramente a los tiempos personales.

Pero lo segundo despertó mi curiosidad: ¿Qué sería esto del Trabajo por Proyectos? Estuve muy atenta al desarrollo del año escolar y gracias a una muy buena relación que se estableció con Susana (además éramos tocayas), me incorporé a distintas actividades a partir de mi rol de música. Se conjugaban muchos intereses: por una lado la educación de mi hijo, a quien veía disfrutar y crecer, por otro, mi interés en lo metodológico educativo que tiene que ver con una gran vocación docente y por último, mi quehacer musical relacionado con los niños, ya que desde hace muchos años me dedico  a la creación e interpretación de música infantil con el grupo La Chicharra.
A partir de esta experiencia de trabajo en conjunto, donde pude apreciar el modo en que los chicos disfrutaban y aprendían de manera natural, el intercambio con la “Seño Susa” fue creciendo y comenzamos a estudiar juntas sobre las diversas maneras de relacionar la música con  la actividad curricular escolar. Realizamos diversas propuestas en talleres extraescolares y cada una en su ámbito de trabajo continuó experimentando con estos puntos de encuentro. Estas experiencias fueron traducidas luego en talleres de capacitación docente que estamos brindando, donde los objetivos principales se relacionan con lo que la metodología de Trabajo por Proyectos propone: 

  • Generar propuestas de enseñanza a partir de intereses de los alumnos, con el objeto de que se conviertan en aprendizajes verdaderamente significativos: no sólo de conceptos, sino también de procedimientos,  actitudes y disposiciones que trascienden lo meramente informativo. 
  • Proporcionar un papel protagónico a los alumnos en la planificación de las actividades, es decir comprometerlos con la tarea de aprender y favorecer el desarrollo de estrategias para el autoaprendizaje, como son la posibilidad de dar significado a la información, seleccionar, criticar, desechar, evaluar.
  • Favorecer un acercamiento al aprendizaje que contemple un crecimiento espiralado, es decir que crezcan en complejidad gradualmente, reconociendo los conocimientos previos necesarios para abordar nuevos desafíos (Ausubel).
  • Proponer la realización de un “producto” como resultado de lo aprendido, entendiendo a éste como el resultado visible de la tarea propuesta.


Esto que les he referido es para contarles como me familiaricé con la propuesta de trabajo por proyectos y destacar sus principales objetivos, los cuales comparto ampliamente. El acercamiento no fue a través de la lectura de un texto, sino de manera vivencial y luego de experimentarlo, me interesé en consultar la bibliografía que existía al respecto.
Ahora bien, siempre estas propuestas estuvieron vinculadas al mundo infantil. Las referíamos al nivel primario o pre-escolar; nunca -mejor dicho, hasta hace muy poco- se me ocurrió aplicarlas en otro nivel educativo.

Para seguir leyendo este artículo, hacer clic aquí.